El uso de empaques biodegradables: doble impacto positivo

el-uso-de-empaques-biodegradables-doble-impacto-positivo

Para que algo pueda ser catalogado como biodegradable necesita cumplir con la característica de descomponerse en condiciones ambientales naturales. La descomposición se da a través del contacto con animales, hongos, plantas y químicos de la naturaleza. Un material que no daña el ecosistema, sino que permite su trabajo orgánico para reducir una sustancia.

Contar con empaques biodegradables dentro de la línea de productos de una empresa siempre generarán impacto. Acciones a favor de la marca, donde se le considera socialmente responsable y amigable con el ambiente. Además, impactar positivamente en el ambiente. Pues, mientras que el plástico duro común tarda un siglo en desintegrarse, un material biodegradable se reduce más ágilmente.

Ventajas de utilizar empaques biodegradables

El relacionar una marca con este tipo de empaques y envases tiene muchos puntos a favor. Creando beneficios de reputación y conciencia para la empresa que impulsa su uso. A continuación, se encuentra una lista de algunas de las ventajas que tiene este tipo de unión:

el-uso-de-empaques-biodegradables-doble-impacto-positivo
  • Son fabricados con materia prima renovable
  • Reducen la huella de carbono y ayudan a la conservación del ambiente
  • Los materiales que los componen no dañan la salud, son excelente opción para alimentos
  • Promueve el consumo responsable de su público
  • Favorece la reputación de la marca como socialmente responsable
  • Otorga a la empresa la calidad de ser amigable con el ambiente

Grandes marcas alrededor del mundo han adoptado medidas para el cuidado del medio ambiente. El uso de productos biodegradables no es nuevo, continúa aportando su granito de arena para la conservación. Y la clave está en los materiales utilizados. Algunos ejemplos de materiales que permiten la biodegradación son:

  • Papel moldeado
  • Cartón
  • Botellas de PET
  • Cartón hecho con material reciclado
  • Bolsas de yute
  • Bolsas de papel estraza
  • Plástico biodegradable de origen sintético u orgánico
  • Empaques comestibles; existe una taza hecha a base de galleta

Durante la última década, marcas globales han cambiado la presentación de su mercancía para adaptarse a la sostenibilidad que requiere el planeta. Una de las acciones más comunes es optar por materias primas naturales para lograr ese impacto positivo. El resultado de esta acción es ganar-ganar, para el ambiente y para tu empresa.

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Artículos relacionados